Email

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Con Patria Pero sin Amo

Hace mas de una decada y media cuando me vi en la necesidad de tomar la triste y dificil desicion de abandonar Cuba,  tambien abandonaba mi familia, amigos, costumbres, ilusiones y esperanzas de ver mi pais convertido en una nacion de derechos y respeto a la autodeterminacion del individuo.

Para nadie es noticia la falta de libertades elementales del ciudadano comun en Cuba, la represion politica y la profunda y progresiva demolicion de la infraestructura economica de la nacion, degradacion social y la desintegracion paulatina de los valores eticos de la sociedad. Una sociedad que ha sobrevivido en las ultimas cinco decadas sumida en el aislamiento total y absoluto de la realidad del mundo exterior, sin acceso a otra prensa que no sea la del oficialismo de un partido politico imperante y desmedido que raciona, prohibe, exige, dicta, sanciona y decide todo lo referente a reglas, estatutos, leyes, conductas y modo de vida de millones de personas que no tienen el mas minimo derecho de opinar y decidir sobre el destino politico de su nacion.
Algunos hemos tenido la suerte de abandonar la isla con la esperanza de regresar algun dia a una nacion diferente, una esperanza que se va apagando con el transcurso del tiempo cuando empezamos a tener una vision diferente de la vida, aprendemos a movernos como ciudadanos libres, a expresar sin temor nuestras ideas, viajar libremente por el mundo sin que nadie nos tenga que autorizar y sobretodo, aprendemos a vivir con el resultado de nuestro esfuerzo y el fruto de nuestro trabajo.
Hoy no tengo muy claro el concepto de patriotismo que aprendi en mi tierra, y  me atrevo a decir que los valores que me inculcaron mis padres del amor a "la patria" han estado muy difusos en mi, porque la patria, se supone, es la tierra que me vio nacer y crecer con la familia y seres queridos, donde nos educamos, el lugar donde nos sentimos protegidos, donde esta nuestro espacio y el lugar que a su vez deberiamos estar dispuestos a defender y cuidar con nuestra propia vida, paradojicamente esto no se comporta de esta manera, al menos en mi caso, y trato de ser muy honesto cuando expreso este sentimiento, yo senti una necesidad enorme de correr lejos de ese lugar que ademas de ser mi patria, tambien era el lugar donde reprimian duramente mi derecho mas elemental y libre de pensar abiertamente, expresarme y vivir como lo hace un ciudadano comun en cualquier parte del mundo civilizado.
En Cuba todos aprendemos a vivir con el policia por dentro, sabemos o nos imaginamos que estamos vigilados y chequeados las 24 horas del dia, es una sociedad enferma de paranoia y carente de normas de respeto hacia la privacidad ajena.
Despues de abandonar "la patria" comence a recorrer el mundo con mi pasaporte cubano, un pasaporte que lleva implicito los calificativos que corresponden a alguien que como yo ha abandonado el pais y que segun los "compatriotas" del gobierno de mi pais,  deje de ser  un ciudadano cubano normal, comun y corriente, para a ser identificado como  "apatrida", "gusano", "traidor", "antisocial" y un sin numero de calificativos peyorativos e insultantes que utilizan para quienes rechazamos continuar la vida bajo la misma bota totalitaria del gobierno cubano.
 Portando como unica identificacion oficial un pasaporte que no representa ninguna proteccion por parte de las autoridades consulares en ningun caso, ni en ningun lugar del mundo y con el solo derecho basico de ser prorrogado o renovado , conviertiendo este documento en un instrumento comercial de racaudacion de fondos para la isla . Cuamdo tenemos que acudir a una cede diplomatica cubana somos atendidos  con frialdad,  nos tratan despectivamente y nos recuerdan sutilmente que no somos mas  que sus alistados y declarados enemigos politicos. Por orden del gobierno de la isla, nos hacen pagar tarifas consulares desorbitantes, probablemente una de las mas altas del mundo y nos obligan a solicitar y pagar una visa para entrar a "nuestro propio pais", lo cual nos esta permitido hacer solamente con el pasaporte cubano si hemos nacido en Cuba,  pais en el que ya nos han retirado el derecho a residencia por el concepto de salida definitiva del territorio nacional y por ende no se nos considera parte de la poblacion cubana, un territorio donde no solo nacimos, sino que tambien vive nuestra familia, esto no es mas que una manera mas de violar nuestros derechos y de humillar y castigar a quienes no estuvimos dispuesto a continuar soportando la falta de libertades y a no bajar la cabeza antes las mentiras, maltratos y prohibiciones absurdas de un gobierno totalitario.
Hoy, despues de una decada y media, tome felizmente la firme desicion de  adoptar la ciudadania del pais que me abrio sus puertas y me dio la oportunidad a una nueva vida, me devolovio los derechos que en mi tierra nos fueron negados, me da la libertad de hablar  como pienso y de actuar como siento, de entrar y salir con todos los derechos de un ciudadano comun, de ser bienvenido cuando llego a la frontera y de ganarme la vida honrradamente con mi propio esfuerzo, sin condiciones ni compromisos  politicos, sin charla cederista, sin vigilancia politica y sobre todo con el respeto y consideracion que merezco como ciudadano y ser humano.
Hoy tengo la satisfaccion de decir que vivo Con Patria, Pero sin Amo. La patria que quizas no es perfecta, como no lo es ningun pais del planeta, pero le estare eternamente agradecido por su acogida como a uno mas de sus hijos y por mostrarme un camino de democracia y libertades que nunca antes conoci. Esta es mi Patria.

No hay comentarios: